Sueño…

Ya un poco mas tranquila cerró sus ojos, finalmente estaba todo hecho.
Comenzó a pensar en su ex-novio, ése que perdió por culpa de los malditos engaños, cuánto le había dolido. Luego pensó en su madre, creía que con todo esto, estaría destrozada. Pero lo dejó pasar, no pensó más en la pena que le causaría, después de todo nunca entendería los motivos.
Las personas se cegan con el dolor y el amor, su madre nunca imaginaría cuanto dolor sentía para haber hecho esto así.
Se mezclan los colores en la almohada, el dolor ya no se siente. Qué mas da, cierra los ojos y pretende soñar.
Un millón de sombras turban su inexistencia, son recuerdos. ¿Y dónde está tu felicidad, acaso no recuerdas nada?
La respiración es cada vez mas suave, el corazón se llena lentamente, el interior de su mirada se cubre de matices que simulan la aurora boreal.
Cada vez percibe mas lento, por fin sueña a ver que será mañana.

Al verse en la mañana, pálida como nunca, se extrañó. Es que estaba adherida a la almohada, su cabello tenía otro tono, ya no había frío como lo es en una mañana de invierno antes de ir a la escuela.

La ambulancia la retiró sin esperanzas de su habitación, su madre no lo entiende, y ella nunca lo notó.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s